Desde su aparición hasta el año 2000, Mompó y Nula comenzaron la composición del disco El Último Caballero. Una vez concluyeron la composición del álbum El Último Caballero, comenzaron a buscar a los músicos adecuados para grabar las canciones. El primero en formar parte del grupo fue Fernando Asensi (batería y productor), que pronto pasó a ser parte definitiva del grupo. En el 2001, Opera Magna, encontró bajista: Alejandro Penella. El siguiente en formar parte del grupo fue el vocalista Pablo Solano (actualmente en Dragonfly), conocido de Fernando Asensi.

Con esta formación, Opera Magna grabó una maqueta con tres canciones: Horizontes de gloria, Tierras de tormento y La sangre del enemigo, que posteriormente fueron incluidas en su álbum. A finales del 2004, Jose Vicente Broseta reemplazó a Pablo en las voces, con el que grabaron su primer álbum El último caballero, que fue lanzado en el 2006. Tras la grabación del disco, Fernando Asensi abandona la batería para dedicarse únicamente a técnico de sonido de la banda. Adrián Romero lo sustituyó como baterista del grupo. Finalmente, Rubén Casas entró como teclista de Opera Magna, completándose así la formación que el grupo posee actualmente.

Un sueño en un sueño

Como adelanto del segundo álbum, Poe, Opera Magna sacó a la venta, el 26 de junio de 2009, el single/adelanto Un Sueño En Un Sueño, el cual contiene las canciones: Un Sueño En Un Sueño, Entierro Prematuro, Torquemada (cover de Avalanch), entre otras.

Poe

El 31 de marzo del 2010 salió a la venta su segundo disco de estudio, Poe. La temática de este disco gira en torno de los relatos del escritor estadounidense. Siendo cada canción, excepto la última, una representación de uno de ellos. Este disco cuenta con las voces invitadas del doblador Luis Posada (conocido por ser una de las voces de doblaje más reputadas de España, entre las que se encuentran actores como Jim Carrey, Johnny Depp o Leonardo Di Caprio) en la narración de la intro, la actriz de teatro y musicales Julia Möller en la canción El retrato Oval, y Pedro Saz de [In Mute] en la canción El demonio de la perversidad.